Entendiendo la Condición de Salud

 

La esquizofrenia es un  trastorno mental  que ocasiona perturbación en las relaciones sociales, familiares y laborales de las personas.  Inicia generalmente entre la adolescencia y la adultez (15-25 años).

No existe tratamiento curativo actualmente, pero sí, recuperación con los tratamientos con el acompañamiento adecuado.

La esquizofrenia se caracteriza principalmente por la presencia de alucinaciones, delirios, alteraciones en el curso del pensamiento y/o comportamiento desorganizado. Estos síntomas que pueden presentarse acompañados de otros síndromes  o desórdenes de la personalidad; por tal razón, se habla de una enfermedad compleja que no se presenta de la misma forma en todos los individuos.

image

CAUSAS

INDICIOS

No se ha descubierto aún la causa de la esquizofrenia. Sin embargo, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que la presencia de una vulnerabilidad biológica combinada con factores precipitantes de orden psicosocial contribuye al desarrollo del trastorno. Así, factores genéticos, de neurodesarrollo, infecciones virales durante el embarazo y/o traumas perinatales actúan como factores predisponentes. Estos, en presencia de factores precipitantes como situaciones de estrés intenso, consumo de sustancias psicoactivas o alcoholismo, hacen parte de la etiología multifactorial del trastorno.

Los primeros indicios de esquizofrenia probablemente pasan desapercibidos por las personas. Pueden presentarse uno o varios de los siguientes síntomas en las primeras etapas de la enfermedad: prolongada sensación de tensión o angustia, falta de sueño; mala concentración; aislamiento social y/o cambio en la personalidad.

A medida que la enfermedad avanza, los síntomas pasan a ser más  intensos y extraños. La persona se comporta en forma peculiar, habla de cosas sin sentido y tiene percepciones inusuales. Cualquiera de estos síntomas es motivo para acudir al especialista.

SINTOMAS

TRATAMIENTO

Los delirios son creencias inusuales no basadas en la realidad. Por ejemplo, las personas que sufren de esquizofrenia pueden creer que alguien puede escuchar sus pensamientos o controlar sus sentimientos, acciones o impulsos.

Las alucinaciones son distorsiones de la percepción. Las alucinaciones auditivas hacen que las personas escuchen sonidos y voces inexistentes para otras personas. Las alucinaciones visuales hacen que las personas vean cosas que no están allí. Las alucinaciones táctiles son sensaciones sin causa, como sentir comezón o que le quema la piel. También existen las alucinaciones olfatorias, que son oler olores inexistentes.

Las preocupaciones son pensamientos que se vuelven más importantes de lo normal. El mismo pensamiento se repite a menudo y puede convertirse en irreal. Esto puede incluir una preocupación de salud o de “hacer lo correcto”.

El pensar desordenadamente interfiere con la planificación, motivación y comunicación. Por ejemplo, una persona puede utilizar palabras sin sentido, o saltar de un pensamiento a otro no relacionado.   El aislamiento social hace que la persona con esquizofrenia se recluya. Esto puede darse debido a una intolerancia a estar entre multitudes, reuniones pequeñas e inclusive con sólo otra persona.

El desinterés por las actividades que usualmente realizaba, la falta de energía para emprender actividades cotidianas, negación a la socialización, la falta de motivación y emoción, así como también la apatía, constituyen los síntomas negativos. Usualmente las familias las confunden con “pereza”, “falta de voluntad y colaboración” e “inconstancia”. Es importante comprender y trabajar sobre estos comportamientos negativos.

Muy pocas personas experimentan todos estos síntomas a la vez. Algunos pueden manifestarse durante la fase de remisión y pueden agravarse durante la etapa más activa de la enfermedad.

El tratamiento de la esquizofrenia debe hacerse simultáneamente en los tres niveles de prevención que se han establecido para todas las enfermedades y que consiste en eliminar los síntomas una vez que se han presentado; prevenir la aparición de nuevas crisis y rehabilitar al paciente para favorecer un mejor funcionamiento global. para evaluar los resultados de un tratamiento se deben observar los siguientes parámetros: mejoría de los síntomas, aumento del rendimiento, aumento del funcionamiento social, frecuencia de hospitalizaciones, duración de los internamientos y disminución de la dependencia a otras personas para poder funcionar.

El tratamiento para la esquizofrenia debe ser integral. Comporta la administración de medicamentos antipsicóticos bajo la supervisión de un psiquiatra. Los medicamentos controlan o reducen los síntomas, como las alucinaciones, los delirios y los pensamientos revueltos, pero muy pocos tratan adecuadamente el aislamiento social y la apatía característica de la esquizofrenia.

Como parte del tratamiento, la psicoterapia y las terapias psicosociales abordan las respuestas emocionales y se recomiendan paralelamente a la medicación.

Las intervenciones psicosociales con la persona, la familia y cuidadores son fundamentales en el tratamiento y la recuperación. Estas intervenciones como psicoeducación, grupos de apoyo y de ayuda mutua, ayudan a las familias y a las personas quiénes generalmente no cuentan con información acerca de la enfermedad, ni de las posibilidades de rehabilitación y requieren de una red de apoyo que las comprenda y respalde en el manejo de situaciones relacionadas con la condición de salud.

El trabajo de la asociación se centra en la recuperación psicosocial.

SINTOMAS


Síntomas Positivos

Ideas Delirantes – Alucinaciones- Conducta extravagante – Conducta desorganizada


 Síntomas Negativos

Aplanamiento afectivo - Abulia – Apatía - Amotivación


 Síntomas Afectivos

Depresión – Ansiedad – Irritabilidad – Labilidad emocional


 Síntomas Cognitivos

Fallas en la atención – Fallas en la memoria- Fallas en la ejecución – Fallas en la fluencia verbal

Capacitar a las personas con esquizofrenia y sus familias sobre la condición de salud, avances terapéuticos, así como estrategias de integración social, derechos y deberes ...

Calendario de Actividades

   Visitanos en facebook

© Copyright: ACPEF 2016   |   Desarrollo web:: Tom Cárdenas